Negociación de Acuerdos Privados Con Acreedores

Puede que su empresa esté afrontando una situación temporal de insolvencia o iliquidez y esta situación haya ocasionado una inminente cesación de sus pagos a terceros. También es posible que su empresa esté experimentando una disminución de su flujo de caja ya sea por disminución de ventas u otros factores externos. En uno u otro sentido, INSOLVENCIA.CO puede ayudarle, realizando una asesoría y acompañamiento no solo en el diagnóstico de la situación real de su negocio, sino en la estructuración de la estrategia, representación y negociación de su pasivo externo, encaminado a obtener acuerdos privados que le permitan una recuperación real y rápida de su Empresa sin tener que recurrir a procesos mas largos como lo son los trámites concursales.

Tenemos la experiencia, y un record de éxito impecable en negociaciones con acreedores de diversa naturaleza, tales como entidades financieras, el Estado, Trabajadores, y clientes, lo que le permite ajustar el pasivo a las condiciones actuales de su empresa y protegiendo la operación, que es la fuente de pagos.

Siempre es nuestra primera opción negociar de manera directa y es el mecanismo que nos resulta más efectivo a corto plazo, logrando con este método recuperar las relaciones comerciales de manera más rápida que con los otros mecanismos.

¿Qué Son los Acuerdos Privados de Reestructuración?

Este tipo de acuerdos tienen ciertas similitudes con los de reorganización empresarial regulados por la Ley 1116 de 2006, debido a que integran a todos y cada uno de los acreedores de la Empresa, buscando condiciones propicias para su fortalecimiento financiero, mediante convenios individuales o colectivos que se ajusten a la nueva realidad del ente económico; sin embargo, estos no requieren mayores formalidades que las pactadas por las partes y por tanto no requieren ser presentados ante ningún juez o superintendencia para su validación.

¿Cómo Negociamos por usted?

1. EVALUACIÓN

Siempre realizamos hacer un análisis detallado de la Empresa, tanto desde el punto de vista financiero, como el jurídico, con el fin de obtener un diagnóstico preliminar de sus condiciones administrativas, operativas y financieras con base en la información provista por el cliente y que arrojará una serie de recomendaciones destinadas a atender la situación de crisis empresarial y a decisiones más adecuadas.

La evaluación tiene en cuenta aspectos tanto financieros como jurídicos indispensables para determinar la viabilidad de las opciones que puedan sugerirse.

2. RECOMENDACIONES

Una vez se haya realizado la recopilación de la información, se elaborará un diagnóstico y discutido este con el cliente, se harán las correspondientes recomendaciones y adicionalmente, se definirá junto con el cliente el procedimiento más adecuado para la situación identificada, junto con el cronograma de trabajo correspondiente.

Si se opta por el servicio de negociación de acuerdos privados de reestructuración de deudas, se trazará adicionalmente una estrategia que será debidamente socializada con el cliente y su equipo de trabajo.

3. NEGOCIACIÓN

Conforme a la composición del pasivo y a las particularidades de cada grupo de acreedores, es posible lograr acuerdos de manera colectiva, segmentada, o de manera individual que sirvan para los mismos propósitos, todo ello conforme al análisis realizado por la Firma y adicionalmente a ello al diagnóstico y posibilidades de negociación que tenga la Empresa.

Esta gestión se realiza mediante una negociación con los acreedores externos del cliente y se obtiene un documento individual o conjunto en el cual se establecen las reglas de reestructuración de los pasivos en cuanto a plazo, intereses y demás condiciones y obligaciones de la Empresa.