Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

¿No pudo pagar su cuota?, ¿Se encuentra vencido en sus pagos mucho más tiempo del que ha estado en mora en toda su vida? ¿Esta pensando en cambiar de teléfono porque las llamadas son constantes y cada vez a horas menos apropiadas?. Hágase la siguiente pregunta:

¿Usted adquirió su crédito con engaños y con el interés de defraudar a su acreedor?

Si la respuesta es positiva le recomendamos que inmediatamente abandone nuestro sitio, ya que solamente atendemos y aconsejamos personas que como la mayoría siempre iniciaron sus créditos y obligaciones con la firme convicción de pagarlas.

Si la respuesta es negativa, usted está en este sitio por una razón, y es la de buscar la forma de atender el pago de sus deudas de la mejor manera posible y por ello siempre recomendamos sin excepción que nuestros clientes primero tengan un acercamiento con sus acreedores y por ello, antes que nada separe un espacio de su tiempo, que puede ser un fin de semana para comunicarse con cada uno de sus acreedores y plantearles su situación, pero no solamente la que origina su falta de pago o sus atrasos constantes, sino que debe de antemano tener un planteamiento del problema de manera clara y concreta para lo cual recomendamos tenga en cuenta los siguientes puntos:

1. Haga una relación de todos sus acreedores. Debe indicarle a su acreedor que usted tiene otras obligaciones pendientes.

2. Haga una relación precisa y detallada de sus ingresos netos.

3. Haga una relación precisa y detallada de sus egresos básicos, es decir aquellos que usa para su sostenimiento personal y el de su familia.

4. Calcule con mucho cuidado su capacidad de pago para atender de manera periódica sus deudas, es decir, usted debe calcular con mucho equilibrio el pago máximo a cada una de sus obligaciones, sin descuidar sus gastos familiares y personales.

5. Nunca debe privilegiar sus deudas por encima de sus obligaciones y gastos básicos. Recuerde que la base de unas sanas finanzas personales siempre implican un bienestar personal.

6. Pierda el miedo de hablar, su interlocutor es un facilitador no un inquisidor y por lo tanto esa persona como usted, va a buscar todos caminos posibles para que pueda normalizar sus obligaciones.

7. Sea honesto con usted mismo y con los demás, si no puede pagar lo que le proponen no compre tiempo.

Y recuerde siempre, porque esté atravesando esta situación no significa que usted sea una persona deshonesta ni falta de ética, desordenada o un delincuente, porque de lo que se trata todo su problema es un asunto de DINERO y por lo tanto trate en lo posible no mezclar sentimientos y menos comprometer su salud o su armonía familiar por este impase. Ya verá que si actúa de la manera mas organizada y metódica posible podrá salir en un muy corto tiempo de la situación que lo aqueja actualmente.

Si tiene inquietudes, o busca un asesor financiero que le ayude a configurar estas propuestas de pago, no dude en llamarnos y agendar una cita, recuerde que podemos atenderle en cualquier lugar, ya sea en nuestras oficinas o de manera virtual.