La Reorganización Empresarial es un proceso judicial que se adelanta ante la Superintendencia de Sociedades o ante un Juez Civil del Circuito, según sea el caso y permite que su empresa y usted puedan lograr una ajustar su pasivo a las condiciones actuales y futuras de su Negocio.

!ES MOMENTO DE SALVAR SU EMPRESA!

Se encuentra en el lugar indicado, podemos ofrecerle servicios que le permitirán dedicarse a recuperar su negocio y mientras nosotros nos ocupamos de sus deudas.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE AL ACOGERSE A UN PROCESO DE INSOLVENCIA EMPRESARIAL?

Acogiéndose a un Proceso de Reorganización Empresarial su empresa podrá:

  • Detener procesos de embargo que afectan a su empresa.
  • Impedir que lo inicien demandas por deudas anteriores al proceso.
  • Obtener rebajas en los intereses moratorios e intereses corrientes.
  • Obtener condonaciones de capital.
  • Obtener plazos de gracia para el cumplimiento del acuerdo.
  • Detener procesos de cobro de la Dian y demás entidades públicas.
  • Reestructurar su pasivo,  dejándolo a largo plazo, ajustado a las posibilidades reales de su empresa.
  • Lograr que los plazo para el pago a la DIAN de deudas vencidas se pacten a mayores plazos que los del Estatuto Tributario.
  • Levantar medidas cautelares y embargos en su contra.
  • Obtener la devolución de los descuentos por retención en la fuente hasta por dos años.

En fín, usted podrá salvar su empresa y acomodar las deudas de la misma a las actuales circunstancias.

Contáctenos ahora para obtener una asesoría personalizada

¿CÓMO PRESTAMOS NUESTROS SERVICIOS?

EVALUACIÓN

Es necesario en todos los casos de manera inicial hacer un análisis detallado de la Empresa, con el fin de obtener un diagnóstico preliminar de sus condiciones administrativas, operativas y financieras con base en la información provista por el cliente y que arrojará una serie de recomendaciones destinadas a atender la situación de crisis empresarial y a decisiones más adecuadas.

La evaluación tiene en cuenta aspectos tanto financieros como jurídicos indispensables para determinar la viabilidad de las opciones que puedan sugerirse, y por ello, se requerirá de información financiera y jurídica detallada proporcionada por el cliente.


RECOMENDACIONES

Una vez se haya realizado la recopilación de la información, se elaborará un diagnóstico y discutido este con el cliente, se harán las correspondientes recomendaciones y adicionalmente, se definirá junto con el cliente el procedimiento más adecuado para la situación identificada, junto con el cronograma de trabajo correspondiente. Las soluciones que se podrán ofrecer van desde una negociación y reestructuración parcial o total, de los pasivos de forma privada, un trámite de reorganización empresarial o en casos extremos un procedimiento liquidatorio.




NEGOCIACIÓN

De acuerdo con el análisis y las recomendaciones que realicemos, usted podrá acceder a un servicio de negociación activa con sus acreedores,

Este servicio comprende los siguientes elementos que se pueden adquirir conjunta o separadamente:

  • Negociación privada total de pasivos.
  • Negociación privada parcial de pasivos.
  •  Negociación de acuerdo Extrajudicial de Reorganiziación.
  • Negociación dentro de una Proceso de Insolvencia Empresarial.

ACUERDOS PRIVADOS DE REESTRUCTURACIÓN TOTAL DE PASIVOS CON ACREEDORES.

Este tipo de acuerdos tienen ciertas similitudes con los de reorganización empresarial regulados por la Ley 1116 de 2006, debido a que integran a todos y cada uno de los acreedores de la Empresa, buscando condiciones propicias para su fortalecimiento financiero, mediante convenios individuales o colectivos que se ajusten a la nueva realidad del ente económico; sin embargo, estos no requieren mayores formalidades que las pactadas por las partes y por tanto no requieren ser presentados ante ningún juez o superintendencia para su validación.






¿Como se realizan este tipo de acuerdos?

Conforme a la composición del pasivo y a las particularidades de cada grupo de acreedores, es posible lograr acuerdos de manera colectiva, segmentada, o de manera individual que sirvan para los mismos propósitos, todo ello conforme al análisis realizado por la Firma y adicionalmente a ello al diagnóstico y posibilidades de negociación que tenga la Empresa.

Esta gestión se realiza mediante una negociación con los acreedores externos del cliente y se obtiene un documento individual o conjunto en el cual se establecen las reglas de reestructuración de los pasivos en cuanto a plazo, intereses y demás condiciones y obligaciones de la Empresa.


ACUERDOS PRIVADOS PARCIALES O SEGMENTADOS DE REESTRUCTURACIÓN DE PASIVOS

Si el cliente lo requiere, se pueden realizar solamente acuerdos con un acreedor o un grupo de acreedores en particular. Este tipo de negociaciones permiten en algunas ocasiones proteger las relaciones comerciales con ciertos proveedores o acreedores que sean esenciales para la operación de la empresa y así reestructurar solamente una parte del pasivo, mientras que se mantienen las mismas buenas relaciones con otros acreedores.


ACUERDOS EXTRAJUDICIALES DE REORGANIZACIÓN EMPRESARIAL

De acuerdo por lo dispuesto por el Artículo 84 de la Ley 1116 de 2006 y del Decreto 1730 de 2009, cualquier destinatario de la Ley de Insolvencia para Comerciantes puede suscribir acuerdos extrajudiciales de reorganización empresarial con sus acreedores siempre y cuando respeten lo dispuesto por la Ley 1116 en cuanto a las condiciones de su aprobación, requisitos, formalidades y demás. .

Desde el momento mismo en que se decide iniciar las negociaciones para lograr una acuerdo extrajudicial de reorganización empresarial se debe seguir un protocolo señalado en la norma, es por ello que no solamente la negociación es pieza fundamental en este trámite, sino que debe estar complementada por un seguimiento adecuado, y una validación ante la Superintendencia de Sociedades, para que lo acordado tenga exigibilidad para todos los acreedores y deudor. Es por ello que le ofrecemos la debida representación en el trámite de validación de los acuerdos que se logren.


NEGOCIACIÓN EN EL PROCESO JUDICIAL DE REORGANIZACIÓN EMPRESARIAL

El objetivo de los procesos de reorganización empresarial en Colombia, como parte del Régimen de Insolvencia Empresarial es consolidar un acuerdo de reorganización empresarial, y dicho acuerdo requiere de la activa participación del empresario para proponer fórmulas de arreglo que permitan la ocurrencia de dicho acuerdo. Es por ello, que dentro del presente Módulo, se propone la negociación en este procedimiento, si ha sido escogido por el cliente.


INTERVENCIÓN DENTRO DEL PROCESO DE REORGANIZACIÓN EMPRESARIAL

El servicio contiene las siguientes actividades:

a. Preparación de documentos para la solicitud de reorganización empresarial.

La Ley 1116 de 2006 requiere para que la solicitud sea aceptada que la misma reúna unos requisitos mínimos que contienen entre otros: Estados financieros básicos de tres ejercicios; Estados Financieros actualizados; memoria explicativa; Inventario de activos y pasivos, documentos soporte de dicho inventario; elaboración de un plan de reorganización empresarial; un flujo de caja para atender el pasivo; borrador del acuerdo; constancias y certificaciones; así como documentos de graduación y calificación y determinación de derechos de voto. Documentos que implican una labor dedicada por cuanto reflejan la situación de la Empresa y debidamente elaborados garantizan el éxito del trámite.


Una vez obtenidos por la Firma los requerimientos en la etapa de valoración y otros adicionales, se hará la elaboración de los documentos correspondientes que integran la solicitud y será presentada ante la Superintendencia de Sociedades.

b. Negociación con acreedores.

Dentro de las actividades que se proponen desarrollar, la negociación de las obligaciones es de la mayor importancia y en esta como es nuestra tradición, entregamos todo nuestro conocimiento y capacidades para que se pueda lograr un acuerdo que contenga las siguientes características:

  1. Condonación total de intereses moratorios;
  2. Condonación de intereses corrientes adeudados;
  3. Condonación de honorarios, agencias en derecho;
  4. Obtención de plazo de gracia o tiempo muerto sin generación de intereses de ningún tipo
  5. Plazos de pago ajustados a las posibilidades reales del grupo empresarial y no a los condicionamientos de acreedores.
  6. Reactivación de las líneas de crédito con los acreedores.
  7. Levantamiento de medidas cautelares;Levantamiento de garantías reales si fuere posible.

c. Representación o acompañamiento en el trámite de insolvencia ante la Supersociedades.

Tanto el procedimiento de reorganización empresarial como el de liquidación judicial contenidos en la Ley 1116 de 2006 son en realidad procesos judiciales que se adelantan ante la Supersociedades y que requieren una constante supervisión y una adecuada representación a fin que se respeten las garantías legales y se obtenga el resultado pretendido, por lo que la Firma se encargará de realizar la debida representación y acompañamiento en las instancias y etapas del trámites concursal tanto de reorganización como de liquidación.