Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

El procedimiento de insolvencia de persona natural no comerciante genera tres tipos de gastos en los que usted debe pensar: 1. Los gastos del trámite, que no son otros que los de notificaciones a los acreedores; papelería; correos, y demás necesarios para que el conciliador haga su labor.  2. Los relativos a las tarifas que usted debe atender para poder acudir al trámite en centros de conciliación privados y notarías que básicamente so honorarios. 3. Los honorarios o gastos de estudio de su proceso por parte de un asesor en insolvencia, que aunque no son obligatorios, si son recomendados salvo que usted tenga la plena confianza que puede atender este trámite sin ayuda.

Antes de iniciar este proceso le recomendamos que nos solicite consejería gratuita o que agende una consulta personalizada para evaluar su caso. Puede que la solución este a la vista y no se requiera iniciar un trámite de insolvencia