Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Como consumidor o usuario financiero usted tiene derechos a los cuales la Ley les ha otorgado mecanismos especiales de protección, dadas las condiciones particulares de las relaciones contractuales entre cliente y entidad. Es por ello que la Ley 1328 de 2009 estableció principalmente los siguientes derechos de los Consumidores financieros:

a) Recibir de parte de las entidades vigiladas productos y servicios con estándares de seguridad y calidad, de acuerdo con las condiciones ofrecidas y las obligaciones asumidas por las entidades vigiladas.

b) Tener a su disposición publicidad e información transparente, clara, veraz, oportuna y verificable, sobre las características propias de los productos o servicios ofrecidos y/o suministrados.

c) Exigir la debida diligencia en la prestación del servicio por parte de las entidades vigiladas.

d) Recibir una adecuada educación respecto de las diferentes formas de instrumentar los productos y servicios ofrecidos, sus derechos y obligaciones, así como los costos que se generan sobre los mismos, los mercados y tipo de actividad que desarrollan las entidades vigiladas así como sobre los diversos mecanismos de protección establecidos para la defensa de sus derechos.

e) Presentar de manera respetuosa consultas, peticiones, solicitudes, quejas o reclamos ante la entidad vigilada, el defensor del Consumidor Financiero, la Superintendencia Financiera de Colombia y los organismos de autorregulación.

f) Los demás derechos que se establezcan en esta ley o en otras disposiciones, y los contemplados en las instrucciones que imparta la Superintendencia Financiera de Colombia.

g)  Efectuar pagos anticipados en toda operación de crédito en moneda nacional sin incurrir en ningún tipo de penalización o compensación por lucro cesante, de las cuotas o saldos en forma total o parcial, con la consiguiente liquidación de intereses al día del pago.

h) Es derecho del deudor decidir si el pago parcial que realiza la abonará a capital con disminución de plazo o a capital con disminución del valor de la cuota de la obligación.Frente a la vulneración de estos derechos o los que sean aplicables conforme a la normatividad de protección al consumidor, usted como consumidor financiero puede realizar a su elección, Solicitudes directas ante la entidad, acudir al Defensor del Cliente Financiero o interponer las acciones de protección al consumidor financiero que serán objeto cada una de un artículo aparte.